Energía, Movilidad y Economía circular para Temuco. Ideas para una ciudad sostenible.

Medio Ambiente

El Concejal de Temuco, Roberto Neira, en su segunda semana en Estados Unidos ha sostenido diversas reuniones con especialistas en temas medioambientales y gobiernos locales, destacando la reunión con los responsables del proyecto Cincinnati Verde, donde el municipio a través de un ambicioso plan a mediano plazo, se propuso ser la ciudad más sustentable de Ohio y estar en la vanguardia por reducir su huella de carbono, y con eso, aportar a nuestro planeta.

Cincinnati es una ciudad de 300 mil habitantes aproximadamente, que se encuentra ubicada en el estado de Ohio al noroeste de Estados Unidos. Es una ciudad industrializada y con altos porcentajes de personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

Fue en el Municipio de la ciudad en donde el Concejal Neira conoció el proyecto. Esta reunión fue con el encargado del Medio Ambiente y Sustentabilidad el Sr. Larry Falkin, quien expuso sobre los cuatro ejes del programa: Energía, Movilidad, Alimentación y Residuos sólidos domiciliarios.

Respecto al primer eje, el de Energía, Neira comenta: “nos indicó que el municipio está propiciando el uso de la energía solar, y para eso tiene dos etapas, la primera todos los edificios públicos y dependencias municipales se transformaron en edificios eficientes energéticamente con energía fotovoltaica, y la segunda etapa, con el apoyo del estado de Ohio, es subvencionar los edificios antiguos para que estos se energicen con paneles solares”. Además, menciona que, paralelo a esto se está trabajando en un proceso de concientización con las familias respecto al cambio climático, para que las viviendas puedan asumir su responsabilidad con el medio ambiente y transiten al uso de energías renovables. En estos casos, el estado se hace cargo de estos cambios y subvenciona la electricidad comprando a los distribuidores y vendiendo a menor costo a los ciudadanos.

El segundo eje de trabajo corresponde a la Movilidad. En este punto la ciudad se propuso llevar adelante una meta: “Usar cualquier medio de transporte, que no sea un vehículo con una persona”. Según el Concejal Neira “Cincinnati no tiene metro subterráneo, pero si consta con un tren eléctrico qué transita por la ciudad, siendo una movilidad sustentable a bajo costo, pero nos indicaron que deben mejorar su transporte de buses públicos para dar un mejor servicio y transformarlos en movilidad eléctrica”. Además, el municipio, trabaja en cambiar su flota de vehículos a combustión por eléctricos, y por otro lado están propiciando el uso de vehículos eléctricos en sus habitantes, ya que quienes adquieran este tipo de vehículos, tienen estacionamientos gratuitos.

Es importante destacar también en el tema de movilidad un servicio de bicicletas concesionado, donde la membresía es anual y de arriendo con tarjeta de crédito. Acá, el municipio tampoco se queda atrás, señala Neira: “el municipio subvenciona tarjetas mensuales a menor costo para personas de más bajos recursos y que no tienen tarjetas de crédito. La idea es que todos tengan acceso a usar la bicicleta como medio de transporte”. Este eje va encaminado en reducir la huella de carbono por movilidad.

El eje de la Alimentación es un punto muy innovador por que abarca la salud y tener espacios verdes: “consiste en fomentar los huertos urbanos en los distintos sectores ya sean individuales o colectivos, y para aquellos que no cuentan con espacios o huertos cercanos, el municipio arrienda parcelas y las hace comunitarias para que aquellos que viven en edificios, por ejemplo, pueden tener sus huertos, aportar al medio ambiente y cosechar productos sanos”.

Por último, el tema de la basura es un eje muy importante. “El reciclar y compostar es la consigna de municipio. El municipio realiza retiro diferenciado y aquellos residuos reciclables se van a una planta, el compostaje por el momento es individual y lo que no se pueda reciclar se va a un relleno sanitario”. Además, como señala el edil, la ciudad tiene un programa llamado “bolsas naranjas”, en donde se les hacen entrega a las familias este tipo de bolsas para que ellas depositen ropas en desuso, y así entregárselas a instituciones que las reciclan y las pueden donar o vender para fortalecer su negocio. Según Neira, este tipo de iniciativas permiten desarrollar una parte de la economía circular ya que: “en estas bolsas naranjas también puedes entregar artefactos eléctricos de mediano tamaño, para que puedan ser reparados, reciclados y vendidos a empresas del rubro o a otras personas, como de segunda mano”.

El Concejal concluye que: “Temuco debe avanzar en un plan ambicioso de mediano y largo plazo, pero los ciudadanos no se deben llevar todo el costo del proceso. El municipio, por ejemplo, podría no cobrar el impuesto de la basura a quien recicle y composte. Además, los establecimientos comerciales que asuman este desafío deben ser destacados por la municipalidad con sellos verdes, y que promocionen a estos en sus distintas actividades. Otro punto podría ser que las empresas sustentables certificadas tengan puntajes extras en las licitaciones”.  El edil, señala que junto a su equipo se encuentran tomando nota de estas experiencias que se pueden transformar en propuestas para un Temuco más sostenible.